DISTRITO # 55 SERVICIOS GENERALES DE ALCOHOLICOS ANONIMOS AREA 05 REGION DEL PACIFICO
DISTRITO # 55SERVICIOS GENERALES DE ALCOHOLICOS ANONIMOSAREA 05 REGION DEL PACIFICO 

GUIAS DE INTERNET.                                            Guías de A.A.® Internet de la O.S.G., Box 459, Grand Central Station, New York, NY 10163           LAS TRADICIONES DE A.A. Y EL INTERNET Observamos todos los principios y Tradiciones de A.A. en los sitios web de A.A.                   ANONIMATO — Ya que el anonimato es la base espiritual de todas nuestras Tradiciones, siempre ponemos en práctica el anonimato en todos los sitios de web públicos. A no ser que esté protegido por contraseña, un sitio web de A.A. es un medio público y, por lo tanto, se exigen la mismas medidas de seguridad que utilizamos a nivel de la prensa, la radio, la TV y el cine. En su forma más simple, esto supone que los A.A. no se identifican a sí mismos como miembros de A.A. usando sus nombres completos y/o fotografías de toda la cara. Para más información sobre el anonimato en línea, ver la sección de estas Guías titulada: “Protección del anonimato en línea.”                                   ATRACCION Y NO PROMOCION — En palabras de nuestro cofundador Bill W: “La información pública toma muchas formas: el sencillo letrero fuera del local de reunión que dice “Reunión de A.A. esta tarde”; el número de A.A. en la guía de teléfonos; la distribución de la literatura de A.A.; programas de radio y televisión con técnicas sofisticadas de los medios de comunicación. Sea cual sea la forma, todo se reduce a ‘un alcohólico que habla con otro’, por contacto personal o por medio de un tercero o a través de los medios de comunicación.” AUTOMANTENIMIENTO — Conforme con nuestra Séptima Tradición A.A. cubre sus propios gastos y también es así en el ciberespacio. Para evitar confusión y no crear ninguna impresión de afiliación, apoyo o promoción, se debe tener cuidado al seleccionar un servicio de hospedaje de páginas web. Los comités de sitio web han evitado todo servicio de hospedaje que exige que haya espacio para anuncios publicitarios o vínculos con sitios comerciales.                                                     NO AFILIACION, NO APOYO — Vínculos con otros sitios web de A.A. pueden tener el efecto positivo de ampliar el alcance del sitio de manera importante. No obstante, al vincularse con otro sitio web de A.A., hay que tener cuidado ya que cada entidad de A.A. es autónoma, tiene su propia conciencia de grupo y puede poner en su sitio materiales que a otros grupos les resulten ofensivos. No hay forma de preveer cuándo se puede presentar tal situación. La experiencia indica que vincularse con otro sitio que no es de A.A. puede crear aun más problemas. No solamente es más probable que estos sitios pongan materiales no-A.A. y/o controvertidos, sino que también el vínculo puede causar una impresión de apoyo, por lo menos, e incluso de afiliación. A fin de cuentas, la experiencia sugiere enérgicamente que al considerar vincularse con otro sitio siempre hay que tener cuidado. Hay que tener cuidado también al seleccionar un servicio de hospedaje de páginas web. Muchos servicios de hospedaje ‘gratis’ exigen que se incluyan en el sitio web anuncios publicitarios o vínculos. La mayoría de los comités de sitio web de A.A. consideran este requisito como una afiliación real o implícita o una recomendación de los productos o servicios en cuestión. Les parece prudente crear el sitio web por medio de un servicio que no exige espacio para anuncios publicitarios o vínculos. La OSG ha intentado evitar algunos problemas de este tipo vinculándose solamente con las conocidas entidades de servicios de A.A. e incorporando un enunciado de salida obligatoria del sitio si un usuario quiere activar vínculos con sitios ajenos. (En esto se incluye acceso a software tal como Adobe Reader que sirve para ayudar a los visitantes a leer archivos PDF, Formato de documento portátil.)                                   PROTECCIÓN DEL ANONIMATO EN LÍNEA La comunicación hoy día en A.A. fluye de un alcohólico a otro por medio de la tecnología de punta, de una forma relativamente abierta que va rápidamente evolucionando. La protección del anonimato es una preocupación principal de los miembros que acceden al Internet en números cada vez más grandes. Un recurso orientador de experiencia compartida de A.A. referente a los sitios web es el artículo de servicio de la OSG “Preguntas que se hacen frecuentemente acerca de los sitios web de A.A.”, la número 7 dice: P. Y, ¿EN CUANTO AL ANONIMATO? Observamos todos los principios y Tradiciones de A.A. en nuestros websites. Ya que el anonimato es la “base espiritual de todas nuestras Tradiciones,” ponemos en práctica el anonimato en todo momento en todos los websites de A.A. Un website de A.A. es un medio de comunicación público que tiene capacidad de alcanzar a la audiencia más diversa y numerosa posible y por lo tanto, es necesario valernos de la misma protección que utilizamos ante la prensa, la radio y el cine. Al utilizar medios digitales, los miembros de A.A. son responsables de proteger su propio anonimato y el de los demás. Cuando mandamos mensajes de texto o escribimos en un blog debemos asumir que estamos publicando ante el público. Cuando rompemos nuestro anonimato en estos foros, puede que inadvertidamente rompamos el anonimato de otros. Para más información sobre el anonimato en línea, ver el folleto “Comprendiendo el anonimato” y el número de octubre de 2010 del AA Grapevine enfocado en “Preservar el anonimato en un mundo interconectado”.                                                             SITIOS WEB DE REDES SOCIALES Facebook y otros sitios de red social son de naturaleza pública. Aunque los usuarios crean sus cuentas y utilizan nombres de usuarios y contraseñas, una vez entrado en el sitio, uno se encuentra en un medio público donde se mezclan los miembros de A.A. con personas que no lo son. Si las personas no se identifican como miembros de A.A., no habrá conflicto de intereses. Pero el utilizar su nombre completo y/o una imagen, tal como una foto de toda la cara, no estaría conforme con el espíritu de la Undécima Tradición que en su forma larga dice en parte que “No se deben publicar, filmar o difundir nuestros nombres o fotografías identificándonos como miembros de A.A.” La experiencia sugiere que conforme con la Undécima Tradición no se debe revelar que se es miembro de A.A. en un sitio de red social ni en ningún otro sitio web, blog, tablón de anuncios electrónico, etc. que no esté compuesto de miembros de A.A. exclusivamente, protegido por contraseña o que sea accesible al público. Los sitios web de redes sociales ofrecen a individuos la posibilidad de publicar una gran cantidad de información personal acerca de sí mismos [y de otras personas]. Nuestra experiencia indica que algunos miembros de A.A. no publican nada que sea “jerga de A.A.” en sus perfiles personales ni en las “actualizaciones de estatus” mientras que otros no tienen reparos en hacerlo con tal de que no se mencionen específicamente A.A. o Alcohólicos Anónimos. Estos sitios web a menudo hacen posible a los usuarios crear “grupos” de la red social e invitar a otras personas a “eventos” para individuos con intereses afines. Algunos A.A. han creado grupos relacionados con A.A. Ya que este medio es relativamente nuevo, los miembros de A.A. frecuentemente van aprendiendo sobre la marcha y la tecnología y las aplicaciones van cambiando casi diariamente. Nuestra experiencia indica que la naturaleza de constante evolución de las plataformas de redes sociales hace que sea difícil proporcionar directrices específicas para utilizar esos recursos para propósitos de A.A. Cualquier miembro o grupo de A.A. que esté pensando en entrar en este ámbito público debe considerar cuidadosamente las políticas de privacidad de tales sitios teniendo en cuenta la tradición de anonimato de A.A. Por ejemplo, los sitios de redes sociales suelen proporcionar los nombres completos y las fotos de los miembros del grupo, en contra de la práctica de A.A. de evitar tales divulgaciones en los medios públicos. Incluso los grupos “cerrados” o “privados” pueden no obstante revelar la identidad de un individuo. Estar bien informado antes de iniciar o unirse a un grupo es la clave para proteger tu propio anonimato y el de los demás. A la OSG han llegado numerosas quejas de parte de miembros preocupados por posibles violaciones del anonimato en línea, el uso no apropiado del nombre de A.A. y de materiales protegidos por copyright y marcas registradas de A.A. en Facebook u otras redes sociales. Ninguna entidad local de A.A., o fuera de A.A., en línea debe presentarse como portavoz de A.A. ni comportarse como si fueran representantes de la Oficina de Servicios Generales, A.A.W.S. o la Junta de Servicios Generales. Cada entidad de A.A. es autónoma y se le anima a tomar sus decisiones por medio de la conciencia de grupo a la luz de la orientación de nuestras Doce Tradiciones. Los miembros de A.A. a veces se ponen en contacto con la OSG para pedir consejo con respecto a cómo funcionar dentro del marco de las Tradiciones en Facebook y otros sitios web de redes sociales. Tengan presente que los miembros del personal de la OSG no son “trabajadores especializados” del tipo “sabio técnico”, pero pueden servir de recursos en lo relacionado con las Doce Tradiciones y la experiencia compartida de la Comunidad en los Estados Unidos y Canadá. Todo individuo o entidad de A.A. que crea una presencia en línea debe considerar cuidadosamente la forma en que los principios espirituales de A.A. se relacionan con las nuevas tecnologías.                 LOS SITIOS WEB—LA CREACIÓN DE UN SITIO WEB LOCAL En la Comunidad de Alcohólicos Anónimos, las decisiones se suelen tomar por medio de una conciencia de grupo informada y la decisión de crear un sitio web no es nada diferente. Ya sea al nivel de área o distrito, oficina central o intergrupo, la experiencia de A.A. sugiere que lo indicado es formar un comité para considerar todos los aspectos del proyecto, incluyendo las posibles inquietudes relacionadas con las Tradiciones. Es importante desde los comienzos estar de acuerdo en cuál será el mejor método para establecer una conciencia de grupo que represente a la comunidad local de A.A. y para informar sobre los progresos del comité a los grupos, los distritos y las oficinas centrales/intergrupos del área (si se pueden ver afectados). Cuando el comité ha llegado a un consenso en lo referente a su función y sus responsabilidades y el alcance del sitio web, todo esto se comunica a todos los interesados (distrito, área, etc.) y se toma una decisión de seguir o no con la creación del sitio web. Como parte de este proceso, a los comités les puede parecer apropiado presentar las dudas que tengan sobre los aspectos técnicos a expertos en la materia. CONSIDERACIONES ESPIRITUALES Basados en la fortaleza de A.A. y su historia de compartimiento personal e íntimo, al considerar la tecnología como fuente de información de A.A., nos preocupamos constantemente por la naturaleza espiritual de “un borracho que habla con otro”. Incluso los miembros de A.A. con mucho conocimiento del Internet dicen que no quieren que la facilidad de comunicación por medio de la nueva tecnología reste valor al compartimiento de persona a persona que ha sido esencial para nuestra Comunidad y nuestra recuperación del alcoholismo. Es bueno recordar que no es necesario que la rapidez de la tecnología dicte la rapidez de nuestras acciones. Basándose en la experiencia compartida hasta la fecha, los comités de sitios web no sólo hablan sobre los aspectos técnicos de crear un sitio web sino que además consideran cuestiones relacionadas con preservar la conexión espiritual creada por un alcohólico que habla con otro. Algunos comités han comentado sobre la pérdida del “toque personal” al confiar demasiado en la tecnología, mientras que otros dicen que han encontrado un equilibrio que les da buenos resultados. Le corresponderá a la conciencia de grupo informada del comité determinar qué contenido de A.A. es útil y apropiado. Claro que las decisiones que se toman hoy se pueden revisar, cambiar, abandonar o ampliar. Un comité puede hacer algo a título de prueba por un cierto espacio de tiempo y ver si está funcionando bien. Este es el estilo A.A.     FUNCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL SITIO WEB Después de establecer una estructura de conciencia de grupo informada para decidir cuál será el contenido, las normas y los procedimientos necesarios para crear y mantener un sitio web de A.A., se ha sugerido que se nombre o se elija a un administrador de web quien es responsable ante el comité o los grupos a los que sirve. Un área tuvo la siguiente experiencia: El comité de su sitio web está compuesto por seis miembros de A.A.: el coordinador de web, el coordinador de información pública (IP) de área, uno de los actuales miembros del comité de distrito (MCD), un antiguo delegado, unos de los actuales representantes de servicios generales (RSG) y un miembro ad hoc. Los últimos tres son seleccionados por el coordinador del sitio web y su término de servicio es de dos años. Además, el administrador del sitio web, el administrador suplente, y otros miembros ad hoc son responsables del mantenimiento diario del sitio web. (La experiencia indica que esta tarea lleva mucho tiempo si el administrador del sitio web es responsable de actualizar la información sobre las reuniones locales.) Algunos comités formulan sus propias directrices del sitio web, tales como: enunciado del propósito del sitio; detalles del contenido del sitio; procedimientos para añadir o quitar contenido; programa de rotación de comité; definición de la diferencia entre el comité del sitio web y el equipo de mantenimiento del sitio web (por ejemplo, el administrador del sitio y su suplente); directrices para el comité del sitio web y, si es necesario, directrices para el equipo del sitio web con un resumen de su composición y responsabilidades. SELECCIÓN DE UN NOMBRE DE DOMINIO La selección del nombre de dominio, al igual que otros elementos de importancia crucial, debe ser asunto de una conciencia de grupo informada. Para proteger las marcas registradas y de servicio de Alcohólicos Anónimos, se pide a los comités de sitio web que no usen las marcas “A.A.”, “Alcohólicos Anónimos” y/o el “Libro Grande” en los nombres de dominio. Según nuestra experiencia, muchas entidades de servicio han incluido las letras minúsculas “aa” en sus nombres de dominio junto con otra información identificatoria (por ejemplo, www.aacentraloffice.org o www.area99aa. org). Esto ha resultado ser un buena manera de resolver un posible problema con las marcas registradas y de servicio de A.A. EL CONTENIDO DEL SITIO WEB Las restricciones impuestas por los derechos de copyright protegen los materiales que aparecen en los sitios web de la misma manera que los copyright protegen la literatura impresa de A.A. Se debe obtener el permiso de la OSG antes de incluir materiales de A.A.W.S. o el A.A. Grapevine o La Viña. Al igual que con los boletines de A.A., los sitios web creados por las áreas, distritos y oficinas centrales/intergrupos de A.A. pueden citar una frase, una oración o un breve párrafo extraídos de la literatura de A.A. —tales como el Libro Grande (Alcohólicos Anónimos), Doce Pasos y Doce Tradiciones, El Manual de Servicio de A.A. y los folletos aprobados por la Conferencia— sin solicitar previamente permiso por escrito. Cuando se hace, se debe incluir la apropiada indicación de procedencia para asegurar que se protejan los copyright de la literatura de A.A.. Después de una cita breve de un libro o folleto debe aparecer la siguiente indicación de procedencia: Reimpreso de (nombre de la publicación, número de página) con permiso de A.A. World Services, Inc. Ya que A.A. Grapevine tiene los derechos de copyright del Preámbulo de A.A., las siguientes palabras deben aparecer debajo del Preámbulo o de cualquier artículo o historieta reimpresa del Grapevine: Del Grapevine de (fecha). Reimpreso con permiso de A.A. Grapevine, Inc. Les pedimos que no pongan en sus sitios web artículos o materiales que están disponibles actualmente en los sitios web de la OSG o del A.A. Grapevine. En vez de hacer esto, incluyan un vínculo con las páginas apropiadas de los sitios: www.aa.org y www.aagrapevine.org. PUBLICACIÓN DE ACTAS E INFORMES DE SERVICIO Hay que considerar cuidadosamente qué materiales se van a poner en sitios web públicos. Aunque es una gran ayuda poner a disposición de mucha gente las actas de reuniones, informes y otros materiales informativos, es de suma importancia tener presente la posibilidad de que estos documentos aparezcan en un medio público. Hay que repasar y revisar todo documento para así estar seguro de que no aparecen los nombres completos de miembros de A.A. Algunos comités tienen dos versiones de las actas, una sólo para los miembros de A.A. en la que aparecen nombres completos, números de teléfono y direcciones de e-mail, y otra que se puede poner en el sitio web público del comité en la que se omiten los nombres y los datos personales de contacto. Tengan presente que, además de los miembros de A.A. locales, los siguientes individuos son miembros de A.A. y sus fotos y nombres completos no deben aparecer en informes o volantes posteados en sitios públicos: custodios Clase B (alcohólico) miembros de la Junta de Servicios Generales; directores de las juntas de A.A.W.S. y del Grapevine; miembros del personal de la OSG y algunos empleados del Grapevine y de La Viña. Si tienen alguna duda referente a publicar en un informe el nombre completo de una persona, sería bueno pedir su permiso antes de hacerlo. A algunos comités les parece perfectamente bien poner nombres completos e información personal de contacto en un sitio web protegido por contraseña y dirigido únicamente a los miembros de A.A. Esta decisión le corresponde a la conciencia de grupo informada. NÚMEROS DE TELÉFONO PERSONALES EN VOLANTES DE EVENTOS DE A.A. Hasta fechas relativamente recientes, los miembros de A.A. rara vez tenían que preocuparse al poner sus nombres con la inicial de su apellido y números de teléfono personales en volantes que anunciaban eventos de A.A. de próxima realización, ya que dichos volantes se solían distribuir únicamente en las reuniones de A.A., y exclusivamente a los miembros de A.A. Hoy día los volantes, por ser fáciles de subir en los sitios web, están al acceso del público en general. Por medio de los servicios de búsqueda del Internet, ahora es posible identificar a una persona, descubrir su nombre completo y, tal vez, varios datos personales. Si los miembros de A.A. se sienten cada vez más inquietos al ver sus números de teléfono personales publicados en los volantes, los comités organizadores de los eventos deberán idear otras formas de facilitar información de contacto, como por ejemplo, por el uso de una dirección de correo electrónico del evento. SECCIONES “PRIVADAS” La OSG se ha enterado de que algunos distritos y áreas tienen partes de sus sitios web designadas como ‘privadas’ a las cuales se puede acceder sólo con un nombre de usuario y contraseña. En algunos casos el único requisito para obtener un nombre de usuario y contraseña es decir al administrador del sitio o a otro servidor de confianza que eres miembro de A.A. En otros casos, solamente aquellos que tienen determinados puestos de servicio pueden acceder a la sección. Los comités de sitio web que consideran crear en su sitio secciones protegidas por contraseña deben preguntarse: ¿qué contenido es privado y qué contenido es público?; ¿a quién se permitirá que acceda a la información privada y cómo?; y ¿cómo se comunicarán, almacenarán y mantendrán los nombres de usuario y contraseñas? Algunos sitios web utilizan estas secciones privadas para cambiar o actualizar información sobre las reuniones o datos de contacto de los servidores de confianza. Al hacerle posible a un trabajador de servicio cambiar el contenido de un sitio web o una base de datos, los comités deben tener cuidado. Es posible que sea necesario capacitar en el uso del software a los miembros que pueden cambiar el contenido y sería bueno designar a alguien para comprobar la exactitud de los datos. Hasta la fecha, la OSG no ha sabido de problemas importantes relacionados con la recuperación no autorizada de información confidencial de A.A. de estas secciones privadas por parte de individuos que no son miembros de A.A. No obstante, para los comités puede valer la pena hablar de cómo van a proteger la información confidencial de A.A. y cómo evitar un fallo de seguridad. La experiencia compartida de A.A. hasta la fecha indica que algunos miembros no tienen ningún inconveniente en utilizar sus nombres completos ni en facilitar información de contacto personal en los sitios web de A.A. protegidos por contraseña. Pero otros miembros se sienten inquietos al suministrar datos para facilitar así la comunicación incluso en los sitios protegidos por contraseña. Los comités suelen tener cuidado y ayudan a que los miembros se familiaricen con los nuevos medios de comunicación y siguen ofreciéndoles a los miembros la posibilidad de recibir correspondencia de A.A. por correo normal, si así lo prefieren. La OSG tiene alguna experiencia con sitios de A.A. privados y protegidos por contraseña. Los directores de A.A.W.S. y luego la Junta de Servicios Generales acordaron recibir información por medio de un cuadro de mandos electrónico — un instrumento de comunicación protegido por contraseña y que requiere un nombre de usuario. Y por primera vez en 2008 los miembros de la Conferencia de Servicios Generales también recibieron esta información por medio de un cuadro de mandos privado. (Todos los miembros de la Conferencia tuvieron la opción de recibir la información en formato de CD o en papel.)              EL ANONIMATO Y EL CORREO ELECTRÓNICO El correo electrónico es un medio de comunicación ampliamente utilizado y generalmente aceptado. Ahora se utiliza regularmente como instrumento de servicio de A.A.; no obstante, al igual que los demás servicios, tenemos que asegurarnos de que se cumplan las Tradiciones de A.A. y al mismo tiempo sacar el máximo provecho de este medio de comunicación. Al utilizar el e-mail es necesario considerar el anonimato de los destinatarios de los mensajes. Enviar mensajes a múltiples destinatarios, mensajes que revelan las direcciones de e-mail de todos los que aparecen en la lista de destinatarios puede constituir una posible violación del anonimato de otra persona. Por lo tanto, es una buena idea obtener el permiso expreso de una persona antes de incluir su dirección de e-mail en correspondencia de A.A., especialmente si es una dirección de e-mail de su lugar de trabajo. Al enviar e-mail a múltiples destinatarios que desean ser anónimos, se puede hacer uso de la opción BCC (copia de cortesía ciega) que se ofrece en la mayoría de las computadoras. LOS E-MAIL EN A.A.: ACCESO, DIRECCIONES Y ROTACIÓN No es necesario tener una computadora personal para hacer uso del correo electrónico. Muchos miembros de A.A. en su trabajo de servicio utilizan los servicios gratuitos de e-mail para abrir una cuenta de e-mail y la designan como su cuenta de servicio de e-mail de A.A. Los A.A. pueden acceder a sus cuentas en las bibliotecas públicas, los cibercafés y otros sitios donde hay disponible un servicio de Internet. En lo concerniente a los puestos de servicio de A.A., las direcciones de e-mail genéricas pueden pasar de un servidor de confianza a otro a la hora de la rotación. Por ejemplo, la dirección de e-mail y cuenta de pichair- d10a7@area999.com se puede pasar de un servidor a otro cuandoquiera que se haga la rotación manteniendo únicamente la identidad del puesto. USO DE NOMBRES COMPLETOS EN E-MAIL DIRIGIDO A PROFESIONALES Se puede considerar la comunicación por correo electrónico con profesionales como algo muy parecido a un proyecto de correspondencia por correo normal pero con dos advertencias especiales: 1) los e-mail se pueden remitir fácilmente a otros; y 2) se puede cortar y pegar, cambiar y subir a sitios web partes del contenido de los e-mail. Los “amigos de A.A.” profesionales nos han dicho que cuando se trata de asuntos de servicios de Cooperación con la Comunidad Profesional o de Información Pública, el uso del nombre completo en las cartas o los e-mail, así como un tono y apariencia profesionales, da mayor credibilidad a la comunicación. La coordinadora de Información Pública de la OSG responde a peticiones por correo normal y electrónico que nos llegan de los medios de comunicación con la siguiente firma: Atentamente Fulana de Tal (favor de no publicar el nombre) Coordinadora de Información Pública LOS PELIGROS DEL SPAM Le corresponde a la conciencia de grupo informada del comité decidir cuál sería la mejor forma de implementar proyectos de servicio por medio del Internet, especialmente los proyectos de CCP e IP. Se sugiere enérgicamente que los miembros de A.A. no envíen correos masivos no solicitados para el servicio de A.A. Si lo hacen, puede ser que expongan así el nombre de A.A. a una controversia pública y perjudiquen la reputación de A.A. en su totalidad. También puede que sea ilegal, así que infórmense sobre las leyes locales y federales referentes a la comunicación por correo electrónico y spam. Como alternativa, el comité puede considerar la posibilidad de enviar correspondencia a unos pocos destinatarios o de enviar e-mail personalizados individuales. Es posible que la cuenta del destinatario tenga un filtro de spam que bloquee el mensaje, y por eso se debe tener un plan de seguimiento si no llega una respuesta a la correspondencia inicial. Aparte de los contactos personales que siguen haciendo los miembros de A.A., una forma eficaz de interaccionar con los profesionales y el público en general ha sido la de poner a su disposición un vínculo con el Web site de A.A. de la OSG. ANONIMATO Y LOS COMPUTADORES PERSONALES Algunos A.A. se dicen a sí mismos: “Tengo una computadora personal así que no tengo que preocuparme por el anonimato de los A.A. en mi libreta de direcciones.” Pero es posible que un individuo suficientemente motivado para hacerlo pueda obtener el nombre de usuario y contraseña necesarios para acceder al correo electrónico de otra persona. Es de esperar que no suceda tal incursión, pero puede ser prudente crear una contraseña sumamente distintiva y mantenerla privada. Incluso la cuenta de correo electrónico mejor protegida puede ser invadida por un experto hacker; pero parece que en estas fechas, muchos miembros y comités de A.A. no dudan en aceptar este riesgo mientras actúan con prudencia y sentido común. Debemos considerar también el hecho de que las libretas de direcciones de e-mail utilizadas para correspondencia de A.A. en una computadora personal, Macintosh, ordenador portátil, PDA, Blackberry, etc., pueden ser accesibles para amigos y miembros de la familia si más de una persona hace uso del aparato. CHARLAS DE ORADORES EN LÍNEA Los miembros nos han informado de que cada vez más se diseminan por el Internet archivos de charlas de A.A. Si un miembro no quiere que se emita su historia personal públicamente, debe ponerse en contacto con el administrador del sitio web para pedirle que la suprima. Muchos miembros han seguido con buenos resultados la siguiente sugerencia para los oradores de A.A. en eventos de A.A. que aparece en el artículo de servicio de la OSG titulado “Guías de A.A. para Conferencias, Convenciones y Encuentros”: La experiencia indica que es mejor disuadir a los oradores de utilizar nombres completos y de identificar a terceros por sus nombres completos en sus charlas. El poder de nuestras Tradiciones de anonimato es reforzado por los oradores que no utilizan sus apellidos y por las personas o compañías grabadoras en cuyas etiquetas y catálogos no se identifica a los oradores por sus apellidos, títulos, puestos de servicio o descripciones. Además, algunos miembros de A.A. al tener sus charlas grabadas para futuro uso en un sitio web público, pueden optar por omitir otros detalles de sus vidas que pueden servir para identificar más fácilmente a ellos mismos o sus familias. En 2008 el Comité de Información Pública de los custodios pidió que la OSG se pusiera en contacto con las compañías que producen las charlas de orador y les explicara la Tradición de de A.A. de Anonimato ante el público y les pidiera su cooperación.                                                 REUNIONES DE A.A. EN LÍNEA Al igual que las reuniones regulares de A.A., las reuniones de A.A. en línea son autónomas. Por no tener una ubicación geográfica central, las reuniones de A.A. en línea no forman parte directa de la estructura de servicios de los Estados Unidos y Canadá. Se anima a los miembros de A.A. a participar en el servicio en los lugares donde residen y a participar en las decisiones de la conciencia de grupo local. Además, algunas reuniones de A.A. en línea efectúan reuniones de negocios y recolectan contribuciones de la Séptima Tradición.                                       FLUJO DE DATOS POR INTERNET Y TELECONFERENCIAS A TRAVÉS DEL WEB Entre los miembros de A.A. hay una gran variedad de experiencia en el uso de las computadoras, el correo electrónico y el Internet. Es importante tener presente que no todos los A.A. tienen computadoras y no todos los que tienen acceso a esta tecnología se sienten suficientemente seguros para utilizarla. Algunos acaban de abrir sus primeras cuentas de e-mail, y otros ya están hablando del “flujo de vídeo por el Internet” y la “tecnología de teleconferencias” y “teleconferencias por el web”. Visto que estos son asuntos relativamente nuevos, la OSG todavía está solicitando y acumulando experiencia compartida. Un distrito ha dicho que están explorando la idea de utilizar el flujo de vídeos por Internet y/o la tecnología de teleconferencias/Web para que sus representantes de servicios generales (RSG) puedan participar en las asambleas de área sin tener que viajar al sitio de la asamblea. Entre las posibilidades que están considerando figuran: conferencias de vídeo y audio; conferencias únicamente de audio; flujo de vídeo completo de sentido único y audio con charla de texto de vuelta. Se ofrecen muchas opciones tecnológicas y, es de suponer, aparecen más cada día. No obstante, como se ha dicho anteriormente, es importante no dejar que la velocidad del desarrollo tecnológico presione al comité a optar por una solución precipitada en vez de una decisión bien pensada que encarne los principios de A.A. Claro que todas las decisiones tienen que tener cuidadosamente en cuenta las posibles situaciones en las que se puede comprometer el anonimato de un miembro de A.A. SE SOLICITA EXPERIENCIA COMPARTIDA LOCAL Las necesidades y la experiencia de A.A. locales determinarán la forma en que las comunicaciones de A.A. se desarrollen en nuestra época electrónica. Si tienen dudas o preguntas o si desean compartir la experiencia de su comité de sitio web, pónganse en contacto con la OSG: General Service Office P.O. Box 459 Grand Central Station New York, NY 10163 Tel: (212) 870-3400 —4— www.aa.org 300 – 6/13 (GP) Rev. 6/13 SMG-18

Dios concedeme

    SERENIDAD

 para aceptar las cosas 

que no puedo cambiar,

    Valor para cambiar aquellas que puedo, 

y Sabiduria para reconocer la diferencia.